de Marina Rosón

A los dieciocho años de edad tuve un brote psicótico Durante ese episodio deambulaba mucho de noche por la ciudad.

En aquella época no conocía la herramienta mágica: la cámara fotográfica. Estuve dos meses delirando y muy desorientada. Cuando salí del hospital, después de un ingreso de dos semanas aproximadamente,me dijeron los médicos que tuve un brote psicótico. La palabra que se retuvo en mi psique fue: “brote”. Acto seguido me imaginé el brotar de las plantas.

Me percaté de que el proyecto fotográfico que estaba haciendo, no solo era “naturalista” y que lo estaba haciendo de manera inconsciente-subconsciente. Recordé “brote” y pensé: “He visto el porqué de hacer hincapié en las plantas y en el deambular nocturno”.
27 22 11 18 10 25 30 29 23 14 12 33 02 03 01 17 016 (3) 06 08 15 13 24 05 07 31 19 016 (2) 20 21 32 016 (1) 04

He usado los elementos naturales de forma simbólica. La Luna como las transformaciones; las personas que aparecen sin rostro como incógnitas de mi vida. En una imagen del proyecto se ve más o menos un rostro: es mi autorretrato, indica el diagnostico que tengo. La escala de grises, la eterna lucha por no ir de un extremo a otro, el blanco y negro, como yo veía la vida. Utilizo algunas imágenes, escasas a color, para narrar que no todo fue difícil. Y hubo color. La ingravidez es un estado en el que estuve o estoy sumergida hoy día. También quiero romper con el tabú de los prejuicios. Que no soy la única que está ingrávida. Me ha costado bastante tiempo llegar a esta conclusión, he profundizado mucho tiempo, de forma introspectiva. Considero que he presentado el proyecto de una manera sutil, y muy simbólica. Y espero que llegue a más ojos. Ya tuve la mirada mucho tiempo hacía adentro y, al concluir este proyecto, por fin, salgo a flote a respirar un poco de oxígeno.

_____________________________________________________________________

Foto Marina Rosón

Me llamo Marta Marina Rosón nací en Madrid (Léganes ) en 1991. Actualmente resido en Asturias. Empecé a dedicarme a la fotografía a los diecinueve años de edad, y a tenerla más en cuenta cuando me becaron en la escuela de fotografía Blank Paper (Desarrollo de proyectos) a los veintitrés años.Ahora sigo trabajando de manera autodidacta. Haciendo colaboraciones, y administrando un blog https://martamarinaroson91.wordpress.com/ donde expongo mis proyectos. Sobre “El brotar de las plantas” fue un proceso complejo de plena búsqueda interior.  El proyecto que me llevó más tiempo.